¿Qué puede llevar a un joven muy enamorado de una hermosa muchacha, que es correspondido con la misma fuerza, a abandonarla el mismo día que sus padres van a celebran el compromiso oficial de ambos con una espléndida fiesta?

¿Podría comprender alguien que un absurdo equívoco, pueda llevar a la desesperación a una persona equilibrada, y con la vida “aparentemente” resuelta, hasta el punto de abandonar todo lo que ama y tratar de comenzar una nueva vida lejos de todo lo que conoce y quiere?

A veces, los dramas más fuertes son el resultado de espejismos, que no han dejado de serlo, porque la persona que los ha sufrido no se ha acercado lo suficiente al lugar de donde nace, o de donde parte la apariencia. 

La historia que aquí se cuenta no debería haber tenido lugar, no existían motivos. Pero a veces… hay tantas historia sinsentido que no deberían haberse producido.